Los intercambiadores de calor son mecanismos diseñados para transferir el calor de un fluido a otro, generalmente de menor temperatura. Si bien, esta transferencia es realizada a través de una placa metálica o un tubo, estos no permiten que ambos fluidos se mezclen.

Existen dos tipos de intercambiadores de calor:

De contacto directo: La transferencia de calor es realizada por medio de una mezcla física de los dos fluidos. Ambos son separados en otro proceso, después del intercambio de energía. Un buen ejemplo de esto son las torres de refrigeración.  

De contacto indirecto: Estos mecanismos permiten el intercambio de calor sin permitir que los fluidos lleguen a mezclarse. Estos son separados con materiales sólidos y el calor es transferido por conducción.

Si quieres conocer más acerca de este tema, envíanos un correo electrónico:


catalogo@phar.com.mx